Más allá de la prisión: paternidades, maternidades e infancias atravesadas por el encierro

Más allá de la prisión: paternidades, maternidades e infancias atravesadas por el encierro

En la Argentina, la población privada de libertad y la cantidad de familiares de presos y presas viene aumentando año tras año. En la actualidad, hay más de 100.000 personas presas y se estima que hay cerca de 146 mil niños, niñas y adolescentes (NNA) con al menos un padre o madre detenidos.

Resumen Ejecutivo (13 páginas)

Más allá de la prisión: Paternidades, maternidades e infancias atravesadas por el encierro es una investigación realizada por la Procuración Penitenciaria de la Nación (PPN), organismo estatal que trabaja en la protección de los derechos de las personas privadas de libertad, y que contó con la colaboración de la Asociación Civil de Familiares de Detenidos (ACIFAD), la oficina Regional para América Latina y el Caribe de Church World Service (CWS) y con el apoyo técnico y financiero de UNICEF. 

En base a preguntas en relación a ¿Cómo se ven afectadas las familias a partir del encarcelamiento de uno de sus integrantes?, ¿cómo impacta la cárcel en los vínculos afectivos?, ¿cómo repercute en la vida de los y las NNA el tener a su madre o padre presos?, ¿cómo se ejerce el rol paterno o materno desde el encierro?, ¿qué implica en la vida de un o una NNA haber pasado por el momento de la detención de alguno de sus referentes, la visita a una unidad o a una dependencia judicial?, y, en sentido amplio, ¿qué significa atravesar la experiencia vital de tener un referente adulto preso?, el objetivo de la investigación fue: “Explorar el impacto de la cárcel en la vida de las y los familiares de las personas privadas de libertad (PPL), en especial de las y los NNA, y respecto de los modos de vinculación afectiva en ese contexto”. 

Se intentó responder estas preguntas y alcanzar este objetivo a partir de la realización de encuestas a PPL detenidas en el Servicio Penitenciario Federal (SPF) con hijos e hijas y encuestas a familiares de detenidos. Además, se mantuvieron entrevistas en profundidad con PPL, con familiares y niños y jóvenes. También se entrevistaron adolescentes padres que se encontraban privados de libertad en los Centros de Régimen Cerrado de CABA. 

Además, para poder analizar algunos aspectos de las formas en que el Servicio Penitenciario Federal aborda y gestiona la vinculación entre las PPL y sus familiares, se entrevistó a funcionarias y funcionarios penitenciarios de las áreas de Asistencia Social y Visitas. 

En este sentido es importante señalar que esta es una de las pocas investigaciones, si no la única a nivel mundial, que incorpora las miradas y voces de los NNA, los familiares, los padres y madres privados de libertad, como así también la de los agentes del Sistema Penitenciario.

Las principales conclusiones del informe giran en torno a que el encarcelamiento siempre genera un gran sufrimiento y produce transformaciones en adultos y niños/as​, a que los allanamientos son definitivamente una primera experiencia de violencia para los/as NNA​, a que hay diversos factores que obstaculizan el mantenimiento del vínculo afectivo durante la detención​ pero que también las familias generan estrategias para sostener los vínculos, a pesar de la cárcel, con sus seres queridos. ​

Puesto que es imprescindible la presencia del estado para garantizar los derechos de todas las personas, el estudio incluye una serie de recomendaciones entre las cuales se destacan:

  • Promover reformas en las políticas de persecución y ejecución penal.
  • Adoptar medidas para fomentar la vinculación familiar de las personas privadas de libertad.
  • Abordar de manera específica la situación de los y las adolescentes privados de libertad.
  • Elaborar políticas de inclusión social que consideren el impacto de la cárcel en familias de las PPL y de los NNA en especial.

Se espera que estas y el resto de las recomendaciones que han sido elaboradas en base a las voces de los principales afectados por la problemática, ayuden a que la temática se incorpore en las diferentes agendas de políticas públicas que se relacionan con la temática.

[TN] En la Argentina hay 146 mil niños, niñas y adolescentes con uno de sus padres preso

[TN] En la Argentina hay 146 mil niños, niñas y adolescentes con uno de sus padres preso

PUBLICACIÓN ORIGINAL: https://amp.tn.com.ar/policiales/en-la-argentina-hay-146-mil-ninos-ninas-y-adolescentes-con-uno-de-sus-padres-preso_1013600

Una investigación de la Procuración Penitenciaria de la Nación reveló que el 17% no está al tanto de que uno de sus papás está detenido. Un relevamiento de la Procuración Penitenciaria de la Nación estima que en el país hay unos 146 mil niños, niñas y adolescentes con al menos uno de sus padres preso. El estudio plantea que en la Argentina la población privada de la libertad y la cantidad de familiares de presos y presas aumenta cada año. En la actualidad, hay alrededor de 92 mil personas encarceladas, detalla la Procuración.
La investigación, que contó con la colaboración de la Asociación de Familiares de Detenidos (ACIFAD), la oficina Regional de Church World Service (CWS) para América Latina y el Caribe, y con el apoyo de UNICEF, se propuso indagar sobre el impacto de la cárcel en la vida de los hijos de los reclusos, mediante una encuesta y entrevista en profundidad.”A partir de la detención de uno de sus integrantes es frecuente que las familias se muden u opten por convivir con otras personas. Esto va asociado muchas veces al desmembramiento del núcleo familiar, razón por la cual, en ocasiones, los niños pasan a vivir con diferentes familiares cercanos, o incluso, en Hogares y otras instituciones estatales. A su vez, puede ocurrir que los hermanos sean separados para repartir responsabilidades de cuidado entre diferentes personas del entorno familiar”, señala el estudio.

“A la hora de analizar quién se hace responsable de los niños, niñas y adolescentes (NNA) una vez que sus progenitores son detenidos, se observan importantes diferencias según se trate del encarcelamiento de su padre o su madre. Mientras que la enorme mayoría de los varones presos señalan que sus hijos o hijas se encuentran a cargo de sus madres (84%), menos de un 20% de las mujeres detenidas indicó que los padres de sus hijos o hijas son los responsables de su cuidado y custodia (19%)”.”Algo similar sucede con los y las adolescentes de entre quince y diecisiete años, cuyos padres y madres mencionaron que no viven ni se encuentran a cargo de ningún familiar, por lo cual están solos. Mientras que solo el 5% de los hijos o hijas de padres presos están en esta situación, el porcentaje se duplica cuando la encarcelada es su madre”, detalla.

Crecer de golpe

Los hijos de los presos sufren las consecuencias del encierro en sus propias vidas. “Es muy frecuente que los y las NNA pasen a ocupar roles de cuidado de otras personas, desfasados respecto de sus momentos vitales. En este sentido, una situación que apareció con mucha frecuencia es la necesidad de hacerse cargo de sus hermanos menores. Muchos de los NNA dijeron que tuvieron que “crecer de golpe”. Como consecuencia, tuvieron que dejar sus actividades cotidianas, incluso la escuela“, destaca el informe con preocupación.Por otro lado, el 17% de las personas detenidas señalaron que sus hijos e hijas no sabían que ellos estaban presos y el 46% no visitan a sus progenitores. Como contracara, surge que el 54% de los niños y niñas alguna vez visitó a sus progenitores en prisión pero solo el 23% de los niños y niñas visitan con regularidad a su progenitor encarcelado.

“El 91% de las personas detenidas en cárceles del interior del país con familias asentadas en Buenos Aires, no recibe visitas de sus hijos e hijas. Esto significa que nueve de cada diez personas alojadas por fuera del Área Metropolitana de Buenos Aires deja de ver a sus hijos pequeños”, destaca el estudio.

[UNSAM] Género y vida en la cárcel: ¿Quién visita a lxs detenidxs?

[UNSAM] Género y vida en la cárcel: ¿Quién visita a lxs detenidxs?

PUBLICACIÓN ORIGINAL: 3 de septiembre, 2019 http://noticias.unsam.edu.ar/2019/09/02/genero-y-vida-en-la-carcel-quien-visita-a-lxs-detenidxs/?fbclid=IwAR3FC7bD_JIRn3VXMZs94S8dse68iGd_3-s4Wq1KCW4x4SFwdX2eH8voabU

Referentes del territorio, familiares de detenidxs, autoridades del Centro Universitario San Martín y especialistas de la UNSAM debatieron sobre el acceso a derechos de las mujeres privadas de su libertad y sobre las problemáticas de las familias que visitan a lxs detenidxs.

El encuentro se hizo en el marco del Ciclo de Mesas de Coyuntura del Instituto de Altos Estudios Sociales (IDAES) de la UNSAM, que busca ampliar el debate sobre temas de actualidad más allá de la academia.

Durante la charla se habló de la vulneración de derechos de las personas detenidas en la Argentina, con foco en las experiencias de las mujeres y sus familias. “Cuando hablamos de cárcel, hablamos de vulneración de derechos”, dijo Inés Mancini, socióloga del IDAES. La especialista aseguró que “está demostrado estadísticamente que las mujeres detenidas están en una situación de vulnerabilidad mayor” y destacó que, en muchos casos, el ingreso de las mujeres a la cárcel “invisibiliza una situación de abuso previo o de violencia de género”.

La forma en que la detención de un familiar afecta a las mujeres es, también, una situación de vulneración de derechos que en muy pocas ocasiones se percibe. “Cuando analizamos la cárcel, solo pensamos en las personas que están detenidas”, señaló Andrea Casamento, integrante de la Asociación de Detenidos en Cárceles Federales. “Es muy difícil ver a las familiares que las transitamos y las sostenemos”, dijo. Pero ese sostén no es meramente simbólico, sino también material. “Las familiares servimos, cuidamos, acompañamos y mantenemos vivas a las personas privadas de su libertad. Algo que también se expande a cuestiones legales y procesales: para pedir una salida transitoria hacen una evaluación que incluye los vínculos familiares. Por ejemplo, si un/a interno/a no tiene visitas, ya tiene menos concepto. Y ¿quién tiene que ir a visitarlx? Nosotras”, denunció Casamento.

Quienes van a las cárceles a visitar detenidxs son mujeres. A esto, Mancini añadió: “En las relaciones que se tejen alrededor del sistema penitenciario, se replican las relaciones de cuidado que suelen percibirse como generalidad en el ámbito social. Las sociedades se reproducen porque alguien —en general, una mujer—, toma a su cargo tareas de cuidado que están en el terreno de lo privado, de lo afectivo”, dijo al respecto la socióloga. Y remarcó que “en la cárcel también hay tareas de cuidado que hacen a la reproducción, y que son atravesadas por las mismas desigualdades de género, agravadas por el sistema carcelario”.

Hay otro aspecto de disparidad que tiene que ver con cómo se tejen los vínculos familiares de las mujeres detenidas. En este sentido, Nancy Salvatierra, integrante del Área de Articulación Territorial de la UNSAM y coordinadora de talleres de teatro en cárceles, dijo que “las mujeres detenidas están solas” y relató: “Las mujeres van a la cárcel a visitar a sus hombres, no visitan a sus hijas o a sus madres. En la visita para hombres van a ver colas de mujeres cargadas con niños, pero la cola de visita de mujeres no existe, no hay nadie”.

Por su parte, Natalia Ojeda, directora del Centro Universitario San Martín (CUSAM), participó de la actividad en representación de la Mesa de Trabajo de Revisión del Plan Director de la Política Penitenciaria Argentina. Esta iniciativa, coordinada por Ojeda junto con la docente e investigadora del IDAES Andrea Lombraña, busca repensar el funcionamiento del sistema penitenciario argentino en conjunto con el personal superior retirado del Servicio Penitenciario Federal. “Toda gestión hay que hacerla en conjunto con las fuerzas. No hay forma de cambiar o transformar algo sin involucrarlas”, dijo Ojeda, quien subrayó que “el tema no es contra las y los agentes penitenciarios. El trabajador penitenciario tiene un trabajo muy difícil”. En la misma dirección, Casamento opinó que “la gente que trabaja en la cárcel está casi tan mal como los presos”. La representante de familiares de detenidos señaló la necesidad de una discusión profunda sobre el rol de la cárcel: “Tenemos que exigir políticas públicas en todas las áreas  —salud, educación, trabajo—, que contemplen la realidad de las personas privadas de la libertad. Si no, vamos a seguir pensando la cárcel como un lugar aislado del planeta”, concluyó.

De la actividad participaron representantes del territorio, docentes y talleristas de complejos carcelarios pertenecientes al Servicio Penitenciario Bonaerense. Moderó María de las Nieves Puglia, de la Dirección de Género y Diversidad Sexual de la UNSAM, y presentó Luciana Anapios, secretaria de Relaciones Institucionales del IDAES.

Una guía para familiares de personas detenidas

Una guía para familiares de personas detenidas

Esta Guía es el resultado de un taller que ACIFaD realizó con CREAS con el objetivo de que los familiares de personas detenidas podamos conocer, de manera clara y sencilla, nuestros derechos como ciudadanos y la manera de hacerlos cumplir. Fue elaborada inicialmente para el contexto de la justicia federal en la Ciudad de Buenos Aires y de la Provincia de Buenos Aires, pero esperamos poder producir a futuro otras versiones adaptadas a la realidad y contexto de las distintas provincias.
La publicación contiene información sobre todo el proceso penal y recomendaciones específicas para saber qué hacer en cada momento, según nuestra experiencia. En la parte final hay un listado de contactos útiles que podrán ayudarnos en cualquier momento que lo necesitemos.

Desinvisibilizar, un documental que tenés que ver para entender la problemática NNAPEs

Desinvisibilizar, un documental que tenés que ver para entender la problemática NNAPEs

Este documental que surge del trabajo conjunto de ACIFaD y CWS (Oficina Regional para América Latina y el Caribe) con el fin de visibilizar la problemática NNAPEs (Niños, Niñas y Adolescentes con Padres Encarcelados) y que se transforme en parte de las agendas públicas. “Desinvisibilizar” le da voz a los/as niños/as, adolescentes y familiares cuyas vidas han estado atravesadas por el encarcelamiento de un ser querido e incluye también las voces de profesionales involucrados en la temática.