En muchos países, incluyendo Argentina, la crisis sanitaria por Covid19 se produce en un contexto de enormes desigualdades. La irrupción de la pandemia puso de manifiesto situaciones gravísimas que aparecen con mayor dramatismo en las cárceles y en su entorno familiar

No obstante el riesgo de vida actual que corren las personas encarceladas no se trata de un problema nuevo. Laausencia absoluta de atención a la salud, el hacinamiento extremo o “encimamiento”, las inhumanas condiciones de detención, la deficiente alimentación, entre otras cuestiones, se ponen al descubierto de manera descarnada frente a la crisis humanitaria por la pandemia. A nivel mundial los organismos internacionales de derechos humanos han manifestado fuertes preocupaciones respecto de quienes están en condiciones de extrema vulnerabilidad, tal es el caso de las personas privadas de libertad, instando a que los Estados a adoptar medidas tendientes a protegerles. Por lo tanto, el contexto también puso de manifiesto la importancia de la presencia del Estado para garantizar los derechos de todos y todas, lo que debe implicar un cambio radical en las políticas públicas de salud dentro de las cárceles.

A partir de la experiencia de ACIFAD conociendo de primera mano lo que sufren las personas detenidas y sus familiares con relación a la falta de acceso a la salud, nos propusimos desarrollar una investigación sobre este problema estructural e histórico, para advertir y dimensionar los riesgos reales que corren las personas encarceladas ante el avance del Covid19.

A continuación, se presenta el Informe del relevamiento realizado por ACIFAD entre abril y mayo de 2020. La investigación, que estuvo a cargo de Nicolás Maggio y Laura Maccarrone -sociologxs especialistas en sistema penal y derechos humanos- arroja datos alarmantes que no pueden ser desoídos por los representantes gubernamentales.

Además del Informe integra esta sección la síntesis del relevamiento en formato audiovisual y el Conversatorio llevado a cabo en ocasión del Día Mundial de la Salud.

Dicho Conversatorio posibilitó integrar miradas sobre el tema, enriquecer los diagnósticos, y pensar colectivamente estrategias para revertir la actual situación de vulneración del derecho a la salud de las personas privadas de libertad y sus familias.  

Podés ver el Conversatorio: “La salud es un derecho y en las cárceles también” en el siguiente link https://fb.watch/5awGJWDod8/

  Este trabajo fue posible gracias al apoyo de OSF.